Prof. Cristina Scheck

 

DULCE... QUE TE QUIERO DULCE

Editado en 1997

Prólogo:

Muchas veces solemos utilizar la frase "lo dejamos para postre" cuando estamos dando una charla o conferencia, queriéndonos referir a  lo que dejamos para el final, como remate del tema, por ser importante, por ser el broche que redondea un planteamiento o una idea. Siempre que mencionamos la palabra "postre" la asociamos a algo lindo, dulce, impactante, que suele dejarnos un buen sabor a néctar en la boca.

Muchas veces cuando chicos llegamos a escuchar "te dejaremos sin postre" como penitencia por haber hecho algo inconveniente en la escuela o en nuestra propia casa, pero que lindo era también cuando solían premiarnos con algo más, además del postre de ese día, un helado u otra golosina. Hoy día se le ha quitado el reinado en muchas mesas y en la dieta de muchas personas. El problema del "trauma calórico" va, la mayoría de las veces relacionado al "postre". En este libro tratamos de incluir una vasta gama de variados postres, más dulces, menos dulces, de frutas, mousses, cremas con edulcorante, esperando colmar los gustos más variados y exigentes. No olvidemos que el azúcar es componente importante en la dieta normal de todo ser humano, especialmente en los jóvenes con excesivo gasto energético.

Démonos entonces el placer de incluir en nuestra alimentación el broche final de toda buena comida "el postre".